Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Ahorra Energía’ Category

Ahorra Energía

  • Apaga las luces. Acuérdate siempre de apagar las luces cuando te vas de una habitación y trata de usarlas solamente cuando las necesites. Por ejemplo, si estás viendo la televisión, seguramente no necesitarás tener encendidas varias luces.
  • Utiliza bombillas de bajo consumo. Trata de ir cambiando las bombillas de tu hogar por bombillas que sean de bajo consumo. Aunque estas bombillas suelen resultar un poco más caras, también duran más, así que además de ahorrar energía, a la larga también estarás ahorrando dinero.
  • Evita utilizar electrodomésticos y energía innecesariamente. En lugar de usar la secadora, cuelga la ropa al sol. Si vas a lavar ropa o a usar el lavaplatos, asegúrate de hacerlo cuando tengas suficiente ropa o platos para llenarlo, ya que si lavas con la mitad de la carga, tendrías que poner dos lavadoras o lavaplatos y gastarás el doble de agua y de electricidad.
  • Usa menos el aire acodiciando, los calentadores eléctricos y la calefacción ya que utilizan muchísima energía. Antes de nada, intenta evitar que la casa pierda el calor para evitar tener que usarlos. En cuanto a los aires acondicionados, trata de abrir las ventanas para que corra aire y mantener la casa fresca. Además intenta cambiar tu ropa en lugar de modificar la temperatura de la casa. Abrígate más en invierno y menos en verano para estar por casa.
  • Desconecta los aparatos eléctricos y los electrodomésticos. La mayoría de los aparatos siguen gastando energía aun cuando están apagados. La solución para evitarlo es desenchufarlos.
  • Aprovechar la luz natural.  No enciendas todas las luces cuando empieza a oscurecer y fíjate si realmente la necesitas. Además trata de adecuar tu hogar para aprovechar al máximo la luz natural.
  • Pinta con colores claros la casa para que sea más luminosa y necesites menos energía. Los colores claros reciben y reflejan la luminosidad, en cambio los colores oscuros necesitan mucha más luz para que se vea bien.

Read Full Post »

La mayoría de los aparatos siguen gastando energía aun cuando están apagados.  La única forma de evitarlo es desenchufarlos cuando no se están utilizando. La mayoría de los electrodomésticos, cuando están apagados, en realidad permanecen en stand by y tienen encendida una lucecita que así lo indica.  Durante este tiempo, continúan consumiendo energía eléctrica aunque no se estén usando. Si tu televisor, tu Dvd, tu equipo de música, u otro electrodoméstico puede encenderse simplemente con un control remoto, quiere decir que éste no está apagado totalmente y sigue consumiendo energía. La diferencia entre prender un aparato con un botón o control remoto y volver a enchufarlo es mínima en relación al esfuerzo que requiere pero puede significar una gran diferencia en el uso de la energía. En casi todos los hogares existen una gran cantidad de electrodomésticos que permanecen todo el día enchufados consumiendo energía: televisores, radios, microondas, reproductores de Dvd, impresoras etc. Si desenchufas los electrodomésticos, además de ayudar a cuidar el planeta también terminaras ahorrando dinero en energía, ya que gran parte del consumo de energía se debe a todos los aparatos electrónicos que están en stand by.

Read Full Post »

La luz natural es mucho mejor que la luz eléctrica, por lo que intenta aprovechar al máximo las horas de luz natural y no desperdicies energía encerrándote en cuartos que no reciban buena luz. Cuando empiece a oscurecer, no enciendas todas las luces a la vez; espera un poco y fíjate si realmente las necesitas. Además trata de adecuar tu hogar para aprovechar lo máximo posible la luz natural. Corre las cortinas o usa cortinas claras, pon los escritorios cerca de alguna ventana para que reciban la luz solar y no tapes las ventanas con objetos que interrumpan la luz natural. Algo tan simple como colocar un escritorio bajo la luz de la ventana puede ayudarte a ahorrar una gran cantidad de energía, ya que si lo pones de espalda a la ventana, seguramente necesitarás tener encendida la luz todo el tiempo porque tu mismo te harás sombra.

Otra buena opción es pintar la casa con colores claros para que sea más luminosa y gastes menos energía. Los colores claros reciben y reflejan la luminosidad, en cambio los colores oscuros necesitan mucha más luz para que se vea bien. Pintando con blanco o con tonos pastel vas a tener una casa mucho más luminosa que necesitará mucha menos luz y menor gasto energético.

Read Full Post »

Apaga las Luces

Algo tan simple como apagar las luces de una habitación cuando te vas puede contribuir, más de lo que te imaginas, a mantener nuestro medioambiente. También puedes hacer lo mismo con todos los electrodomésticos y aparatos eléctricos, cuando no los utilices. Si dejas de ver la tele, apágala en lugar de dejarla encendida en segundo plano, lo mismo se podría decir sobre el ordenador o sobre la impresora. Si no la estás usando y te vas a dormir o sales de casa o de la oficina, déjala apagada y estarás ahorrando energía.

También es importante ser consciente del uso que hacemos de la energía eléctrica, para poder hacer un uso que sea lo más racional posible. Por ejemplo, no hace falta que enciendas varias luces solo para estar en una habitación. Si estás viendo la tele o usando el ordenador, no es necesario que tengas prendidas muchas luces para ello. Piensa si realmente necesitas las luces y úsalas solo cuando realmente sea necesario para poder ver y no simplemente por la costumbre de encender la luz y dejarla prendida.

Read Full Post »

Existen diferentes formas de conseguir un consumo eficiente de energía. Además de acordarse de apagar las luces y electrodomésticos cuando no se usan y de utilizarlos solo cuando es necesario, otra opción es cambiar las bombillas del hogar por bombillas de bajo consumo. Estas bombillas sirven para ahorrar energía y por lo tanto ayudarán a cuidar nuestro medioambiente. Si bien estas bombillas pueden salir un poco más caras que las bombillas comunes, a la larga significan un ahorro tanto económico como energético, porque tiene una vida útil mayor que la de una bombilla común y consumen mucha menos energía.

Se recomienda ir cambiando todas las bombillas del hogar por las de bajo consumo de forma gradual.  Si todas las personas cambiaran las bombillas de sus hogares se podría llegar incluso a ahorrar el 70% de la energía que consumimos. Además con el uso de estas bombillas en épocas de mucho gasto energético como en verano, se conseguiría aliviar el trabajo de los transformadores y de las centrales de energía que tantos problemas dan en esas épocas del año.

En los únicos lugares en el que estas bombillas no suelen representar una clara ventaja son aquellos lugares en los que las luces se encienden y se apagan constantemente, como por ejemplo el baño, ya que este tipo de bombillas tienen menor vida útil si se encienden y apagan continuamente.

Read Full Post »

Cuando vayas a utilizar algún electrodoméstico, asegúrate de aprovechar al máximo su carga y de utilizarlos solo cuando sea realmente necesario. Algunas buenas opciones para ahorrar en el uso de los electrodomésticos son, por ejemplo, secar la ropa al sol en lugar de hacerlo con una secadora, o lavar y secar los platos a mano en lugar de hacerlo con el lavaplatos. De la misma forma, si vas a  utilizar algún electrodoméstico, asegurarte de darle el mejor uso posible. Por ejemplo, usa la lavadora sólo cuando tengas una carga completa en lugar de lavar dos días seguidos con la lavadora a media carga. Cada vez que usas la lavadora o el lavaplatos, gastas energía eléctrica y también agua. Si lavas con la carga completa en lugar de hacerlo con la carga a mitad, estarás gastando la mitad de energía y de agua. Lo mismo ocurre con otros electrodomésticos. Por ejemplo si tienes que picar alguna verdura y es poca cantidad, conviene picarla a mano y no con algún electrodoméstico que consuma energía. Haciendo un uso racional de los electrodomésticos se puede ahorrar mucha energía eléctrica lo cual se ve traducido, poco a poco, en una ayuda para el medio ambiente y que también significará para ti un ahorro de dinero debido al menor consumo de energía.

Read Full Post »

El aire acondicionado y los calefactores consumen una gran cantidad de energía eléctrica. Si se hace un uso racional de los mismos, se puede contribuir a cuidar el planeta. Para evitar el uso de un calentador, de un calefactor o de la calefacción, es importante que mires de evitar que la casa pierda el calor para evitar así tener que calentarla después. En cuanto al aire acondicionado, trata de abrir las ventanas para que corra el aire y para mantener la casa fresca. Además intenta cambiar tu ropa en lugar de modificar la temperatura de la casa. Abrígate más en invierno en lugar de estar con una camiseta y la calefacción al máximo y ponte ropa bien en fresca en verano para evitar tener que usar el aire acondicionado o usarlo lo menos posible.

No hace falta que tengas encendido el aire acondicionado o la calefacción todo el día. Bastaría con tenerla encendida un rato para que cambie la temperatura y luego puedas mantenerla apagada durante un rato.

Si sales de casa, recuerda dejar apagado el aire acondicionado o el calefactor y volver a encenderlo cuando vuelvas. En unos minutos, la casa volverá a ambientarse y ahorrarás toda la energía que se habría gastado innecesariamente en mantener la casa agradable cuando no hay nadie dentro.

Si tienes una caldera para calentar el agua, recuerda desconectarla cuando te vayas de vacaciones ya que de nada te servirá tener agua caliente cuando no la vas a utilizar.

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.